El plan de saneamiento de "Lucienville" está dando buenos resultados
Miércoles 06 de Septiembre

El plan de saneamiento de "Lucienville" está dando buenos resultados

Sociedad | El "plan de saneamiento" y "salvataje" de la centenaria Cooperativa Agrícola "Lucienville" permitió que la entidad "saliera de terapia intensiva", y ver el futuro con optimismo.


Garnier, Heidel y De Zan en diálogo con la radio de Basavilbaso.

Este miércoles visitaron el estudio "Néstor Gorge" de la radio de Basavilbaso de Eduardo Heidel y Juan Garnier, Presidente y Vice respectivamente del Consejo de Administración de la Cooperativa Agricola "Lucienville" Ltda. y el Gerente, Contador Flavio De Zan.

En una extensa nota detallaron las acciones desarrolladas durante el último año, en el que denominaron "plan de saneamiento" y "salvataje" de la centenaria institución surgida -en el año 1900- de un grupo de quince colonos provenientes de la aldea Novibuco de la colonia Lucienville -junto al maestro de la escuela y al administrador de la Jewish Colonization Asociation (JCA)-, y que sentara las bases del cooperativismo agrario entrerriano, argentino y de Sudamérica.

Coincidieron en señalar que la Cooperativa tan solo un año atrás atravesaba "un grave problema de salud", era un "paciente en terapia intensiva, y con pronóstico reservado". Por iniciativa del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social -INAES-, y de la mano de la Asociación de Cooperativas Argentina de Cooperativas Ltda. (A.C.A) se trazó un "plan" para que la Cooperativa no cayera.

Lo primero que se hizo (a comienzos de 2016) fue procurar un diagnóstico preciso, el que surgió a partir de una auditoría realizada por el Departamento de Auditorías Externas que hizo la A.C.A y que "develó" que el déficit de capital de trabajo era de entre $52 y $53 millones. A partir de conocer el estado de situación se gestionó el "aporte de los asociados" para cubrir aproximadamente el 15%, "palanqueando" la reestructuración -por el restante 85% - "créditos blandos (a largo plazo y tasa subsidiada)"del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social -INAES- y de A.C.A. Pero para que resultara el plan además se debieron vender rodados y bines de uso improductivos y "lograr que la estructura fuera acorde a la realidad, y ser eficientes, muy eficientes", detalló De Zan.

A lo que agregó Garnier que las instalaciones de la Cooperativa estaban preparadas para la producción de arroz, del mismo modo que los productores que se quedaron con mucho capital improductivo, en referencia a los implementos que utilizaban para la producción que en la zona se tornó inviable. "No es la primera crisis que tiene la Cooperativa, pero si no se tomaban las medidas que se tomaron hoy no estaríamos hablando de un "paciente en franca recuperación al que de tanto en tanto hay que darle una aspirina".

El Vicepresidente del Consejo de Administración recordó que a partir del "boom de la soja" el número de asociados productores se redujo mucho, siendo en la actualidad de aproximadamente del 10%.

"Se debieron tomar medidas de reestructuración muy importantes", apuntó Eduardo Heidel. El Presidente dijo que fue necesario "para salvar la Cooperativa" el impulsar decididamente una "reconversión", que desde el punto de vista comercial y de servicios fue "llevar la Cooperativa hasta donde está el productor, y muchas veces "resignando rentabilidad (como en el caso de la venta de gasoil) para permitirle al productor y al transportista, que es un "socio" nuestro, mejores precios en los insumos".

"Los primeros tiempos fueron difíciles, pero afortundamente estamos saliendo, la Cooperativa avanza, hay más confianza y muchos asociados vuelven a canalizar buena parte de su producción a través de "Lucienville" y esto es verdaderamente alentador", dijo Heidel.

Desde el punto de vista financiero celebró que se lograra cambiar una deuda de corto plazo por una de largo plazo, "que se pueda pagar -capital e intereses- de manera anual", y que se va camino a lograr "rentabilidad económica", dijo Heidel a lo que el Gerente agrega: "no se logrará este año (al cierre del balance, 31 de julio) pero sin dudas se empezará a partir del segundo balance".

De Zan opinó que la Cooperativa llegó a la situación por que necesitaba de un "plan de salvataje" por "problemas de gestión" y los "avatares de la economía y del sector (agropecuario)". "Es la agricultura una "industria a cielo abierto" que tiene una rentabilidad muy baja, de entre el 2 y 3%...recientes estudios (a nivel país) fijan en un 56% costos semillas, agroquímicos, festilizantes y fletes; 2,5% tributos municipales y provinciales; 30% fisco nacional y en arrendamiento, o costo de oportunidades, suma entre el 9 y 10% más", sintetizó el Gerente de "Lucienville".

El Gerente recordó que en todo este proceso se debió reducir el plantel de empleados, de distintos sectores, aplicando un criterio básicamente relacionado a la productividad. "Se buscó una salida conveniente para ambas partes y que la mayoría de los ex empleados lo entendieron", aseguró De Zan al recordar las "medidas más difíciles que se debieron tomar", a fines de septiembre del año pasado.

Por otra parte "voluntariamente" los asociados y productores suscribieron Títulos Cooperativos de Capitalización (TI.CO.CA), lo que a su entender "comparten el esfuerzos que se está haciendo para que la Cooperativa sea viable, con una estructura sea acorde al nivel de actividad, con las mejores condiciones comerciales posibles para los socios".

"Si no se encaraban las medidas que se adoptaron hoy no habría Cooperativa Lucienville", enfatizó De Zan que remarcó: "Lucienville es Lucienville, no es A.C.A...todos los días trabajamos para que siga siendo así". El Gerente explicó que la Cooperativa concentra sus actividades (excepto las administrativas) en sus instalaciones sobre Neyra y el acceso de tránsito pesado por Línea 23, con capacidad de acopio de 36 mil toneladas y la posibilidad de hacer almacenaje en silobolsa, y la planta de acopio de Villa San Marcial, con capacidad, la que le alquilan a la A.C.A., por la que pasaron 10 mil toneladas de trigo, soja y maíz, "situación que no tenía antecedentes en la planta".

Heidel, Garnier y De Zan destacaron que el molino arrocero fue desactivado, "en virtud de un acuerdo de colaboración firmado con la Cooperativa de Arroceros de Villaguay", por medio del cual la Cooperativas local cede el arroz de los productores de la zona para "alimentar" su molino y a cambio "ellos nos ceden la zona de influencia para acopiar el resto de los granos". "Esto está resultando, varios productores de esa zona comenzaron a trabajar con nosotros...", precisó.

De Zan aclaró que el "plan de salvataje" aún no se completó, pero consideró que "se logró encarrillar el transatlántico y navega en el rumbo correcto". "A partir de ahora debemos acercarles buenos negocios al productor, lograr una evolución comercial en todos los sectores lo que nos permitirá darle sustentabilidad a la Cooperativa. Tenemos buenos indicadores, el acopio es superior a las 60 mil toneladas, se comercializaron en la campaña pasada unas 1 mil 600 toneladas de fertilizantes; 150 mil litros de glifosato...", lanzó de ejemplo.

El Gerente de la "Lucienville" también hizo referencia a los productores que tenían deudas con la Cooperativa, y al respecto dijo que "se miden a todos con la misma vara", conducta que permitió que sea "muy alto" el índice de cobrabilidad de la campaña. "Hubo productores, como le pasó a la Cooperativa, que debieron reestructurar su deuda y la mayoría las está honrando, lo que fortalece a la Cooperativa porque aumenta su capital de trabajo lo que le permite hacer buenos negocios que traslada al productor".

"El "punto de equilibrio" que necesita la Cooperativa -según el estudio que en su momento hizo la auditoría- hablaba de unas 80 mil toneladas por año con la estructura anterior, por lo que consideramos que no estamos tan mal, ni tan lejos del número que permita su sustentabilidad; y respecto de las hectáreas que explotaba a título propio una gran cantidad de hectáreas, que representaba entre el 17 y 18% del acopio, y en esta campana (2017/2018) es reducir la exposición al riesgo y tomar las hectáreas necesarias para proveerle de materia prima al Semillero propio y nos asociamos con productores de la Cooperativa para lograr las semillas para la próxima campaña", detalló.