La producción de carne vacuna creció durante 2018
Miércoles 09 de Enero

La producción de carne vacuna creció durante 2018

Economía | Durante el año pasado la producción creció 7,3 de acuerdo a un informe de Ciccra.



La producción de carne vacuna subió 7,3 por ciento durante el 2018 y las exportaciones saltaron 78 por ciento en relación al año anterior. Como contrapartida, el consumo per cápita de carne vacuna bajó 2,4 por ciento y se ubicó en 56,1 kg/año, por debajo del promedio de 2017. Así lo informó en su último reporte la Cámara de la Industria Cárnica Argentina (Ciccra).

La entidad advirtió sobre el alarmante aumento de la faena de hembras, que llegó a 48 por ciento del total en diciembre pasado.

Según la cámara industrial que preside Miguel Schiaritti, en 2018 se produjeron 3,05 millones de toneladas res con hueso de carne vacuna, es decir 7,3 por ciento más que en 2017. "Afortunadamente el aumento se tradujo en mayores exportaciones, de lo contrario el precio del mercado interno hubiera sufrido bajas de precio considerables", advirtió. Las ventas al exterior ascendieron a 555 mil toneladas res con hueso.

Impulsada por la demanda externa, sobre todo de China y Rusia, la faena de vacas creció 18,4 por ciento entre 2017 y 2018. La restricción crediticia local también llevó a los productores ganaderos a desprenderse también de vaquillonas, cuya faena creció 22,8 por ciento anual en el último año.

Así, la participación anual de las hembras en la faena total llegó a 45,5 por ciento en 2018. Fue el más elevado desde la fase de liquidación récord de 2007-2009. En diciembre pasado la participación de las hembras en la faena total llegó a 48 por ciento.

En diciembre la industria frigorífica vacuna redujo su nivel de actividad tanto en la comparación mensual como interanual.

De las 3,05 millones de toneladas que se produjeron en 2018, el mercado interno absorbió un total de 2,49 millones de toneladas, 1,4 por ciento menos que en igual período del año anterior.

La importancia relativa de la demanda doméstica bajó de 89 por ciento a 81,8 por ciento en un año.