El kirchnerismo abandonó un proyecto nacional de reconstrucción del ferrocarril
Martes 28 de Mayo

El kirchnerismo abandonó un proyecto nacional de reconstrucción del ferrocarril

"El gobierno de Cristina Kirchner abandonó un proyecto nacional de reconstrucción del ferrocarril a nivel nacional", denunció el lider del Mo.Na.Fe. Ramón Duarte recordó que "El Gran Capitán, en el 2004, volvió de la mano de Néstor Kirchner como punta de lanza de una política de recuperación nacional".


"El gobierno de Cristina Kirchner abandonó un proyecto nacional de reconstrucción del ferrocarril a nivel nacional, en el marco de un modelo multimodal de transporte y que se reduce y se acota a tratar de sanear el sistema de transporte urbano de pasajeros, que lo vemos bien, pero lo que no vemos bien son los contratos que se realizaron con la República Popular China, porque creemos que atenta con la mano de obra argentina y de reindustrializar a la industria ferroviaria, por lo tanto, creemos firmemente que no hay un proyecto nacional", declaró Ramón Duarte. Para el dirigente del Mo.Na.Fe que este sábado visitó Basavilbaso "es muy claro que al no haber un llamado a licitación, al ser una compra directa es que evidenciamos que el Estado argentino ha priorizado un acuerdo directo con China".
"Creemos que todo esto excede el tema ferroviario. No queremos ser duros, pero creo que es casi una cuestión neo colonial de depender de China, no solamente de los trenes sino de los créditos a cambio de comoditis, a cambio de bienes de capital, como en este caso son las locomotoras, coches, etc. que vienen con llave en mano, donde los chinos van a ser dueños de fabricar hasta el último tornillo que se produzca, por eso decimos que atenta contra un proyecto nacional", declaró Duarte ante una consulta de Crónica Ferroviaria.
Duarte dijo que el Mo.Na.Fe está en esta campaña para que vuelva El Gran Capitán porque este servicio, allá por el 2004, vuelve de la mano del gobierno de Néstor Kirchner "como punta de lanza de una política de recuperación ferroviaria", y porque "este tren, por cosas que ignoramos nosotros como trabajadores, es abandonado como política de Estado, no recibe subsidios ni asistencia estatal, pero igualmente este convoy sigue operando con sus trabajadores con una concesionaria de una empresa familiar que recupera material ferroviario, precisamente de Ferrocarriles Argentinos a muy bajo costo, y a pesar de circular por las pésimas y mal mantenidas vías de la Mesopotamia que están concesionadas a la empresa privada América Latina Logística S.A., transporta miles y miles de pasajeros al año cobrando boletos muy inferiores a los del transporte automotor, y la experiencia demuestra que produce ganancia, porque ningún concesionario trabaja para perder, paga los sueldos a sus empleados, cumple un servicio social, no tiene accidentes graves".
Ante una consulta del colega Carlos Salgado sobre la justicia del reclamo el dirigente del Mo.Na.Fe recordó que los trabajadores de TEA se quedaron sin trabajo, pero además los usuarios no pueden transportarse a lo largo de la Mesopotamia por los altos costos del boleto que cobra el transporte automotor. "En Basavilbaso comenzamos una campaña nacional para la vuelta de este tren y de todos los otros para todo el país, y para recuperarnos de toda esta década perdida en materia ferroviaria", exclamó.
Duarte le dijo a Crónica Ferroviaria que desde hace tiempo el Movimiento Nacional Ferroviario habla, y esto es público en la documental "La Próxima Estación" de Fernando "Pino" Solamas, de un "triángulo de corrupción" el cual personifican en la conducción sindical, "en nuestro caso La Fraternidad", "funcionarios del Estado" y "las concesionarias"; entonces en ese marco que bajo la conducción de los ex Secretario de Transporte de la Nación, Ing. Ricardo Jaime, luego con el Ing. Juan Pablo Schiavi "se maniobró con La Fraternidad, Schiavi y la empresa TBA para sacar de circulación a la concesionaria del tren El Gran Capitán, porque no correspondía a ese modelo de corrupción y negociado. Entonces T.E.A. era un mal ejemplo para ese esquema", realtó.
Duarte denuncia que se fraguó un conflicto y se secuestró un tren, apuntando como responsables a "delegados vergonzosos" de La Fraternidad, y a los que responsabiliza de dejar sin trabajo a los empleados de TEA y de dejar sin tren a los pasajeros de la Mesopotamia.
Además señaló que se intentó suplantar e El Gran Capitán con coches motores, "vehículos no aptos" en lo técnico-operativo ni en el confort para prestar servicios de larga distancia, y para mal, "aumentaron sensiblemente el boleto a casi el doble de lo que lo hacía la concesionaria anterior".
Duarte recordó que después de la tragedia de Once queda al desnudo lo que es la concesionaria T.B.A. y "lo que es este triángulo de corrupción". "No olvidemos que a partir de ahí se quita la concesión a TBA, desaparece el Tren de los Pueblos Libres (una vergüenza internacional) y el Gran Capitán y la Mesopotamia se queda sin trenes de pasajeros", recordó Duarte al tiempo que hizo notar la "casualidad", de que esten procesados Schiavi, de la Secretaría de Transporte, Claudio Cirigliano de la empresa T.B.A. y Antonio Luna del gremio La Fraternidad, por lo ocurrido en Once.
"Hay cosas que causan gracia", aseguró Duarte al hacer referencia a una publicación de la Juventud Fraternal de la ciudad del riel en el que manifiestan que no quieren el tren de TEA, que quieren un servicio seguro, eficiente, con pólizas de vida, etc., "pero en su momento trabajaron para poner el tren de la empresa T.B.A. Ahora bien, pregúnteles a las víctimas de la Tragedia de Once dónde están las pólizas de seguro, dónde está la asistencia del Estado y dónde está el sindicato protegiendo a los trabajadores y usuarios. Esto da risa, si no fuer por lo trágico que fue", declaró.


Carlos Salgado, de Crónica Ferroviaria, dialogando con Ramón Duarte.